Misioneros de Francisco y el Movimiento Carlos Mugica estuvieron presentes en la ordenación del arzobispo Ángel Rossi

Este viernes tuvo lugar la asunción del arzobispo Ángel Rossi en una Catedral colmada de fieles que se acercaron con júbilo y expectativa.

La agrupación Misioneros de Francisco Córdoba y el movimiento Carlos Mugica estuvieron acompañando la santa ceremonia que mostró un Rosi enérgico y alegre.

Previamente, el papa Francisco le dedicó unas palabras: “Ustedes caminan así, con las manos abiertas y el corazón abierto. Los acompañó entre otras personas -pero fundamentalmente- en ese camino ‘Bayín’, a quien hoy hay que decirle su excelencia, el señor Arzobispo Angelcito Rossi. Pero para nosotros sigue siendo ‘Bayín’ el que fue capaz de escuchar, de mirar, de pensar, de amar y de hacer”, manifestó.

Además, el sumo pontífice se refirió a la fundación que integra Rossi: “Hoy Manos Abiertas es un lugar que está en todas partes, sin ser un lugar común, para acompañar, consolar, ayudar, entender, abrir puertas y corazones”.

Sobre el flamante arzobispo

El padre Ángel Rossi es jesuita y cabeza de la fundación Manos Abiertas. Es conocido y respetado por estar cerca de la gente.

En la previa de la asunción, el integrante del Movimiento Carlos Mugica señaló: «ha generado mucha expectativa porque hay un período de más de 20 años de Ñañez al frente de la diocesis y se ha generado la necesidad de actualizar la pastoral a la luz de lo que está siendo el pontificado de Francisco».

Además agregó: «Rosi ha trabajado con Bergoglio y son conocidos. Seguramente hay bastante cercanía en sus líneas pastorales».

Marco Galán – Mov. Carlos Mugica